Análisis de las fortalezas y las oportunidades de la región e incidencia en el desarrollo para la especialización en el cambio climático – economía circular – economía verde.

FORTALEZAS Y OPORTUNIDADES

  • Alta calidad de los recursos medioambientales de la región y potencial para liderar la especialización en los mismos.

  • Potencial regional para liderar sectores clave relacionados con la economía verde (Extremadura 2030).

  • Facilidad para reconvertir sectores y actividades tradicionales hacia la economía verde, sin la necesidad de desmontar sectores obsoletos con el coste añadido que supondría.

  • Reconocimiento de la región como potencial ambiental en un contexto global.

  • Presencia de ecosistemas naturales singulares a escala global (ecosistema natural de la dehesa).

  • Alta calidad de materias primas y productos regionales.

  • Condiciones climatológicas favorables para el desarrollo de ciertas actividades económicas (turismo, salud, energías renovables, experiencias sensoriales…).

  • Rico patrimonio natural y cultural.

  • Potencial en sectores con un amplio recorrido para la innovación: sobre todo agroalimentación, energías renovables, economía circular, gestión de recursos naturales, TIC…

  • Liderazgo nacional en la producción de electricidad con tecnología solar y liderazgo europeo en la producción de algunos productos agrarios, como tomate, pimentón y tabaco.

  • Alto potencial para el desarrollo de la agricultura y ganadería ecológicas.

  • Fuertes vínculos con Portugal, lo que favorece la conexión con Iberoamérica y algunos países lusófonos de África.

  • Relación histórica y cultural con Latinoamérica y Norte de África que facilita el acceso a sus mercados.

  • Imagen exterior asociada a un concepto amplio de calidad de vida, riqueza patrimonial  y  productos agroalimentarios de alta calidad.

  • Situación geográfica equidistante de importantes núcleos urbanos (Madrid, Sevilla y Lisboa) que posiciona favorablemente al territorio desde el punto de vista logístico.

  • Importante red de emigrantes extremeños en los principales nodos tecnológicos del país y en otros países europeos, que suponen un potencial no sólo por la posibilidad de retorno sino por la influencia en la toma de decisiones económicas en destino.

  • Única región de convergencia en España en el próximo periodo de programación presupuestaria 2014 -2020, cuestión que genera atractivos para la inversión (sobre todo en las actividades clave de especialización).

  • Potencial innovador de sectores tradicionales que pueden alcanzar un gran protagonismo en el marco de las tendencias económicas globales.

  • Alimentación, energía y medio ambiente son sectores en tendencia, por su conexión con los grandes retos del planeta, y por tanto, con grandes posibilidades de innovación basadas en recursos y capacidades locales.

  • Demanda por parte de países desarrollados alineada con la oferta agroindustrial y turística del medio rural extremeño.

  • Potencialidad de posicionamiento global en el sector turístico asociado a calidad de vida, salud y bienestar.

  • Oportunidad de conectar nuestro sector clave, el agroalimentario, con energía, alimentación, salud, y ocio y tiempo libre (gran nivel de interacción entre los sectores y actividades del medio rural).

  • Gran potencial de la especialización en gran animal: como alimento, como paciente o como modelo.

  • Conexiones de las potencialidades del medio rural con los retos y objetivos de la Estrategia Europa 2020 y Extremadura 2030.

  • Desarrollo del sector del conocimiento (tejido de centros científico-tecnológicos) que sientan las bases para el desarrollo de procesos de investigación, innovación y desarrollo del emprendimiento.

  • Desarrollo en sectores menos expuestos a las consecuencias de la crisis económica, en un mundo que crece en población, aumenta en capacidad de consumo, demanda de alimentos y  servicios ambientales de alto valor añadido.

  • Demanda creciente en el consumo de alimentos ecológicos y de calidad que produce la región.

  • Existencia de servicios capaces de ejercer de correa de transmisión de la investigación y la innovación en materia de lucha contra el cambio climático, economía circular y economía verde: agencias de desarrollo, universidades populares, centros educativos, grupos de acción local, red de oficinas, centros de capacitación agraria y oficinas comarcales agrarias.

  • Gran potencial de innovación en los sectores y actividades tradicionales.

  • Orientación de las tendencias globales hacia la especialización y consumo de experiencias singulares, ámbitos de una riqueza y potencial de crecimiento extraordinario en nuestra región.

  • Capacidad de producción y exportación de productos y servicio de calidad a un mercado global.

  • Orientación de fondos estructurales de la UE (2014-2020) a programas de innovación.

  • Estrategia de especialización inteligente en investigación e innovación (RIS3) que incide directamente en la lucha contra el cambio climático la economía circular y la economía verde.

  • Alto número de productores e industrias adscritos a DO/IGP.

fortalezas
  • Comportamiento anticíclico del sector agrario.

  • Aptitud del medio natural extremeño para las producciones ecológicas y de calidad, con un peso importante y creciente de explotaciones en este régimen.

  • Potencial de desarrollo de las tecnologías avanzadas en la gestión de recursos hídricos.

  • Industria agroalimentaria competitiva (buena productividad) con un comportamiento positivo frente a la crisis.

  • Incremento de la conciencia social hacia productos de calidad, ecológicos o con distintivos de origen y proximidad.

  • Internacionalización e innovación de la industria agroalimentaria y tendencia positiva de las exportaciones.

  • Experiencia positiva de la región en la prevención de incendios con el desarrollo de técnicas pioneras (lucha contra incendios en la Sierra de Gata).

  • Existencia de incentivos para la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria y consecuente renovación de las explotaciones.

  • Creciente demanda de productos forestales.

  • Creciente preocupación por el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, aspectos que ponen en valor nuestros activos medioambientales (conservación del suelo y su fertilidad, regulación climática, regulación hídrica, mantenimiento de la calidad del agua, mantenimiento de la biodiversidad, mantenimiento de la población rural).

  • Crecimiento de los productores que aplican técnicas más avanzadas de gestión (producción integrada, certificada,…).

  • La densidad de territorio cubierto por figuras de protección constituye un potencial para establecer marchamos de calidad de sus productos y servicios, compatibilizando y rentabilizando los usos tradicionales y la conservación.

  • Los ecosistemas agrícolas y silvícolas producen una gran cantidad de bienes y servicios indirectos, y como resultado integrado, contribuyen en la lucha contra el cambio climático.

  • El regadío, no sólo permite mejorar el futuro de la agricultura sino que muchas de las producciones vegetales en riego contribuyen de forma clara a la mejora del medio ambiente a través del incremento de la eliminación de CO2,  fijación de nitrógeno en el suelo…

  • Gran potencial en la generación de energía para biomasa procedente de los  bosques y de los residuos agrícolas y ganaderos.

  • Apoyo institucional al sector de la generación térmica con biomasa.

  • Desarrollo del Plan de la Bioenergía de Extremadura 2014-2020.

  • El aumento actual de los costes de la energía procedente de combustibles fósiles a nivel de consumidor, aumenta la competitividad de la biomasa forestal, agrícola y ganadera, y el biogás para energía.

  • Revalorización de residuos agrarios y forestales (evitando la quema de residuos) para su aprovechamiento como biomasa.

  • Industria agroalimentaria potente y exportadora.

  • Red de grupos de acción local que vertebran el territorio y son fuente de desarrollo de nuevos proyectos relacionados con la lucha contra el cambio climático, economía circular, economía verde y proyectos de desarrollo rural en general.

  • Infraestructura de apoyo a las empresas (viveros, centros de empresas,…).

  • Patrimonio natural de alto valor y recursos patrimoniales: espacios protegidos, bienes de interés cultural.

  • DO e IGP consolidadas.

  • Desarrollo de redes de inclusión social que permiten mayor cobertura a costes menores.

  • Importante desarrollo turístico en las zonas rurales.

  • Disponibilidad de suelo industrial y otros equipamientos de apoyo a las empresas (viveros, centros de empresas,…).

  • Mejora de las comunicaciones convencionales y telemáticas que acercan las áreas rurales y urbanas.

  • Riqueza de recursos energéticos renovables: biomasa.

  • Valorización económica de los espacios protegidos.

  • Potencial de mejora de la productividad y disminución de los costes gracias a la incorporación de TIC y TFE.

  • Revalorización de los productos locales y de los mercados locales, generando oportunidades de creación de nuevas empresas y ocupaciones.

PARTICIPA EN EXTREMADURA 2030

cuéntanos tu experiencia

Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text.