La Junta inicia el expediente para declarar como Bien de Interés Cultural la presa de Casillas II y sus molinos, en Valdefuentes y Benquerencia

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado este miércoles, 31 de mayo, la resolución por la que se incoa el expediente para la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de monumento, del complejo “Presa de Casillas II y sus molinos”, situada en los términos municipales de Valdefuentes y Benquerencia.

Según el informe de los servicios técnicos de la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural, el complejo formado por la presa de Casillas II y los molinos harineros asociados a la misma constituye una obra relevante, pues es uno de los ejemplos destacados de ingeniería hidráulica del s. XVI en Extremadura, en cuya construcción se reconoce la autoría de Francisco Becerra.

Concretamente, el complejo está constituido por la presa de Casillas II y dos molinos harineros, intercomunicados por un canal y, probablemente, coetáneos a la construcción de aquella. La presa de Casillas II está construida con fábrica de sillarejo, mampostería y sillería graníticas, con seis contrafuertes y cierra un embalse de algo más de 50.000 metros cúbicos.

El primero de los molinos, por su parte, se encuentra prácticamente adosado al paramento de la presa, aguas abajo. La edificación consta de cuatro espacios en una sola planta, tres de una primera fase, en la zona en la que no existen contrafuertes, y un cuarto, al norte, posterior, que oculta el primero de los contrafuertes. El edificio está levantado con mampostería de granito, no concertada, y ladrillo macizo, especialmente en las bóvedas.

 

El otro molino se dispone a muy poca distancia del primero, aguas abajo, y conectado con aquel mediante un canal, de modo que el agua utilizada para el primero servía para accionar el segundo después. Su estructura es muy similar al otro, al igual que sus materiales constructivos, pero su estado de conservación es más deficiente.

Siglo XVI

Desde el punto de vista cronológico, si bien es difícil precisar con exactitud la fecha de construcción de la presa y los molinos, según los estudios existentes, la presa se construye a comienzos de la segunda mitad del siglo XVI. Fernández Ordóñez considera que fue realizada por Francisco Becerra, en torno a 1565, si bien, no confirma dicha autoría a falta de documentación histórica, aunque apunta esta posibilidad en consideración la ejecución y el estilo.

Ordóñez vincula también a Francisco Becerra la construcción de la presa de la Albuhera de San Jorge, muy cerca de Trujillo, de cuya autoría sí se tiene la certeza por documentación histórica. En todo caso, la proximidad de ambas edificaciones y el sistema constructivo similar puedan dar argumentos para suponer que Becerra proyectara y construyera la presa de Casillas II por el tipo de aparejo que se utiliza en ambas, una fábrica idéntica para ambos molinos.

 

Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text.