La comunidad Autónoma de Extremadura se dispone a elaborar una estrategia a medio y largo plazo sobre economía verde y economía circular, y a diseñar de una manera integrada y participativa su propio concepto de economía verde y circular, si bien es necesario para ello, partir de otras experiencias que han sido diseñadas en ámbitos internacionales para dar respuesta a unas nuevas formas de entender la economía en nuestras sociedades contemporáneas.

La apuesta por una economía verde y circular debe gravitar sobre la utilización de los recursos como un medio y no como un fin, es decir, como un compromiso irrenunciable dentro de un nuevo modelo de desarrollo de Extremadura.

Para la elaboración de esa estrategia regional, se ha diseñado este marco del que partir y una hoja de ruta que nos lleve a configurar el camino hacia esa estrategia regional hecha con la concertación de todos los agentes sociales y económicos, el acuerdo político y la participación ciudadana.

Todos tienen mucho que decir sobre la creación de un nuevo modelo extremeño con identidad propia, con la esencial colaboración del sector del conocimiento, de las empresas, de la ciudadanía, y por supuesto, con la contribución de todas y cada una de las administraciones que trabajan en la comunidad.

El modelo extremeño de economía verde y economía circular pretende convertir a nuestra región en el año 2030 en un referente de estas economías con alcance internacional, constituyéndose en un modelo con identidad propia, al mismo tiempo que contribuye al bienestar, dignidad y calidad de vida a la ciudadanía. Este nuevo reto debe suponer un importante esfuerzo para identificar nuestras oportunidades y fortalezas en la finalidad de generar riqueza y empleo, en una región que siga incrementando sus tasas de sostenibilidad ambiental, entendiendo al medio ambiente como un espacio que soporta sociedades generadoras de actividades económicas, y que ponen en el epicentro de la sostenibilidad el territorio y las personas.

001-imagen-portada-corazon-con-gota
001-imagen-portada-corazon-con-flecha
001-imagen-portada-corazon-bellota

¿QUÉ SE ENTIENDE EN LA ACTUALIDAD POR ECONOMÍA VERDE?

El PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) define como Economía Verde aquella que resulta del “mejoramiento del bienestar humano e igualdad social, mientras que se reduce significativamente los riesgos medioambientales y la escasez ecológica”. A la luz de esto, una Economía Verde comprende dentro de sí los aspectos económicos, socio-políticos y medioambientales del desarrollo. En forma sencilla, la Economía Verde es aquella que produce bajas emisiones de carbono, usa los recursos eficientemente y es socialmente incluyente.

 

De este modo, el concepto Economía Verde resulta complejo e incluye subconceptos que han sido desarrollados de forma independiente en estrategias y documentos específicos, así:

DESARROLLO SOSTENIBLE

Existen más de veinte definiciones de sostenibilidad, o de desarrollo sostenible. La ONU lo define como “la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” en su informe titulado “Nuestro futuro común” de 1987, Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. El desarrollo sostenible ha emergido como el principio rector para el desarrollo mundial a largo plazo. Consta de tres pilares que tratan de lograr, de manera equilibrada, el desarrollo económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente.

BIOECONOMÍA

La Comisión Europea en su documento “Una estrategia de Bioeconomía para Europa”   COM/2012/60/FINAL la define como “economía que utiliza los recursos biológicos de la tierra y el mar, además de los residuos, como insumos para la producción de alimentos y piensos, así como para la producción industrial y energética. También abarca el uso de procesos biológicos en unas industrias sostenibles, como es el caso de los biorresiduos con un potencial de sustituir a los abonos líquidos o mediante su conversión en bioenergía.” Tal vez resulte una definición demasiado amplia que casi resume el ámbito de la estrategia, de modo que cabe utilizar una definición más resumida que la explica como “el conjunto de actividades económicas que utilizan recursos o procesos de origen biológico”. Para el modelo extremeño de economía verde y economía circular le interesa desarrollar el concepto de bioceonomía ligado a valores como comunidades locales, retorno, y gobernanza, entre otros.

AGROECOLOGÍA Y DESARROLLO RURAL SOSTENIBLE

Según la FAO, la agricultura y el desarrollo rural son sostenibles cuando toman en cuenta el equilibrio ambiental, son económicamente viables, socialmente justos, culturalmente apropiados, humanitarios y cuando están basados en un enfoque científico. Una política de desarrollo rural deberá buscar satisfacer los requerimientos nutricionales y otras necesidades humanas de las generaciones actuales y futuras y, cuando sea posible, incrementar la productividad y la capacidad regenerativa de la base de los recursos naturales. También debe brindar empleo durable a dichas generaciones, reducir su vulnerabilidad y reforzar su autodeterminación. La agroecología debe sustituir progresivamente los procesos mecanicistas y lineales de la era industrial, por procesos orgánicos y sistémicos de un nuevo paradigma productivo más armónico con la naturaleza y justo socialmente.

¿QUÉ SE ENTIENDE POR ECONOMÍA CIRCULAR?

La Comisión Europea en comunicación al Parlamento COM/2014/0398/FINAL “Hacia una Economía Circular: un programa de residuos cero para Europa” explica que “una economía circular mantiene el valor añadido de los productos el mayor tiempo posible y excluye los residuos. Funciona reteniendo los recursos en la economía cuando un producto ha llegado al final de su vida, de modo que puedan continuar utilizándose con provecho una y otra vez para crear más valor”.

 

La economía circular pretende que el valor de los productos, materiales y recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible y que se reduzcan al mínimo la generación de residuos.

 

Desde esta definición de economía circular se trataría de trabajar por:

  • La eco-concepción de los productos.
  • La durabilidad de los productos.
  • La ecoeficiencia de los productos y servicios.
  • La ecoinnovación “sistémica”.
  • El ecoconsumo.
  • La reutilización y la reparación.
  • El reciclado de los residuos.
  • El mercado de las materias primas secundarias.

Y en general, los nuevos modelos de negocio como la ecología industrial, la simbiosis territorial, la economía de funcionalidad, la economía colaborativa… El nuevo modelo productivo que se quiere construir partirá de la activación de procesos basados en las nuevas economías alineadas con el bien común (economía verde, economía colaborativa, economía del bien común, economía de los cuidados, economía cívica, territorios en transición, etc.), y que necesariamente deben implantarse desde el enfoque del balance circular.

Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text.