Síntesis del diagnóstico

Los retos sociales internacionales, recogidos en el Horizonte 2020 y la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación (EECTI 2013-2020), tienen como prioridad fortalecer el conocimiento en torno a la solución de problemas relacionados con los objetivos de atenuación del cambio climático, así como con el desarrollo de la economía verde y circular. Compatibilizan la salud con el cambio demográfico y el bienestar social; fomentan la seguridad alimentaria, la agricultura, la ganadería y la silvicultura sostenibles; desarrollan la investigación fluvial y la bioeconomía; impulsan la energía segura, limpia y eficiente; avanzan en el transporte inteligente, ecológico e integra- do; aseguran la acción por el clima, el medioambiente, la gestión eficiente de los recursos y las materias primas; garantizan sociedades inclusivas, innovadoras y reflexivas, e impulsan una economía y una sociedad digital.

Como consecuencia de la endémica estructura productiva y el fuerte déficit de empleo en la región, los grandes retos de la sociedad extremeña reclaman la necesidad de focalizar la atención en emplear importantes fondos de investigación aplicada al territorio, a los recursos medioambientales y a la modernización del tejido económico, aprovechando las directrices euro- peas de atenuación y adaptación al cambio climático y asumiendo el reto de transición hacia una economía verde y circular.

Desde el punto de vista del análisis del sector de la I+D+i en Extremadura, la actual situación para impulsar la economía verde y circular, a grandes rasgos, presenta un contexto deficitario y desequilibrado. Buena parte es atribuible al perfil del tejido productivo extremeño y a la ausencia de grandes com- pañías y sectores específicos generadores de alta actividad de I+D; pero también es debido a que la política de I+D+i y a que los agentes del Sistema Extremeño de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTI) no han hallado la forma para dar respuesta y facilitar el estímulo innovador que necesitan los sectores productivos de la región o para atraer la inversión a sectores de alta tecnología relacionadas con la economía verde y circular.

Para el desarrollo a medio y largo plazo de una estrategia extremeña sobre economía verde y circular es imprescindible que ésta se fundamente en la generación de conocimiento, a través de la investigación y la innovación. Para ello, el VI Plan Regional de I+D+i 2017-2020 debe dedicar buena parte de sus recursos para la generación de conocimiento vinculado con la producción y transformación de productos de origen biológico, tanto en

 

nuestros sectores tradicionales como en aquellos nuevos que surgen para plantear alternativas a los derivados del petróleo: permitirán la creación de puestos de trabajo asociados a nuevas cadenas de valor del sistema pro- ductivo ligado a la investigación y la innovación de sectores estratégicos.

En cualquier caso, la RIS 3 de Extremadura es demasiado abierta y a partir de 2018 se plantea una nueva reformulación con una clara reorientación hacia la bioeconomía marcada por HORIZONTE 2020, con una selección más precisa de capacidades para la especialización y un análisis que permita la atracción de recursos hacia la economía verde y circular. Habrá que superar cierto riesgo de sesgo hacia la bioeconomía, para lo que hay que contemplar por una parte el ciclo biológico (bioeconomía) y el ciclo de los materiales (tecnología). Bioeconomía y economía circular cada vez están más próximas.

Objetivos operativos

Los objetivos funcionales para el desarrollo de la I+D+i verde y circular se circunscriben al fortalecimiento del Sistema Extremeño de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTI), la cultura científica y su convergencia con el conjunto del Estado desde la  excelencia  investigadora,  la  intensificación de recursos para la formación, la estabilización del personal dedicado a la investigación y el desarrollo de una estructura empresarial competitiva estructurada a partir de la I+D+i en el marco de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación de Extremadura.

  • Incrementar y estabilizar el talento existente dedicado a I+D+i, tanto en el sector público como en el sector privado, generando un entorno interesante para la atracción/retención del
  • Aumentar el nivel de excelencia científica y técnica, así como el impacto derivado de un perfecto alineamiento con las tendencias mundiales en los distintos ejes de especialización, los retos de la región y con las necesidades reales de las
  • Optimizar e incrementar la infraestructura científico-técnica existente

en Extremadura, para promover la excelencia investigadora y ponerla a disposición de la consecución de los retos de Extremadura y las necesidades empresariales.

  • Impulsar la capacidad tecnológica del tejido productivo de Extremadura, adaptando los instrumentos a sus características, diseñando instrumentos ad-hoc y promoviendo una nueva arquitectura de
  • Promover la participación y el retorno de organismos públicos y em- presas en programas de I+D+i tanto nacionales como
  • Incrementar la cultura científica, tecnológica e innovadora en la sociedad extremeña, así como la difusión de los resultados de la investigación científico-técnica y de la innovación financiados con fondos públicos.

Descripción de la propuesta

Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, “una economía verde puede ser entendida como aquella en la que las políticas e innovaciones ambientales, económicas y sociales permiten que las sociedades utilicen los recursos de manera eficiente, mejorando el bienestar humano de una manera inclusiva, a la vez que se mantienen los sistemas naturales que nos sustentan”.

Para la Administración Regional es incuestionable que el desarrollo de la ciencia y la tecnología en Extremadura está ligado al desarrollo del tejido socio económico regional y a su evolución hacia actividades de un mayor valor añadido vinculado a la economía verde y circular. De ahí que se incluya como línea estratégica asociada a la RIS3 y al VI Plan Regional de I+D+i.

La I+D+i se configura, por tanto, como motor del cambio social y de la modernización del modelo económico regional en transición hacia una economía sostenible, mediante la generación de una masa crítica en I+D+i de carácter interdisciplinar e intersectorial, necesariamente vinculada a la transición hacia una nueva economía para avanzar en la búsqueda de soluciones

 

de acuerdo con las prioridades establecidas en los retos sociales de Extremadura; promoviendo una estrecha relación entre la investigación científica y técnica; facilitando el desarrollo de nuevas tecnologías y la aplicación empresarial de nuevas ideas y metodologías, y contribuyendo a la evolución hacia un modelo productivo sostenible.

Será necesaria una condición previa: la generación de una cultura proclive a la colaboración entre empresas en el marco de su cadena de valor y de éstas con los centros de investigación, asumiendo el riesgo inherente a la innovación y su potencial para generar valor en términos de diferenciación y de mejora de competencias. En este sentido, se llevarán a cabo actuaciones para impulsar la cultura científica, tecnológica e innovadora en la sociedad y las empresas extremeñas, pues el indicador definitivo de desarrollo regional será la fijación de población al territorio y la atracción de talento e inversión como forma de impulsar la actividad empresarial.

El sistema de I+D+i debe formular las preguntas adecuadas: ¿qué y para qué lo hacemos?, poniendo el acento en la calidad y en la identificación de nuevas necesidades y potencialidades, adaptando cada proyecto de economía verde y circular a la realidad regional para que tenga éxito, convirtiendo el nuevo modelo económico regional en un espacio de confluencia para que  las empresas conviertan los recursos en empleo.

En el desarrollo del modelo regional, se debe tener presente que cada territorio tiene su propia estrategia de desarrollo y hay que contribuir a su éxito desde la I+D+i. Es importante facilitar la información y las orientaciones que permitan a las empresas situarse y aprovechar sus potencialidades glocales incluyendo la creación de laboratorios territoriales donde desarrollar recur- sos y capacidades, aprovechando las iniciativas de éxito que existen y los proyectos verdes y circulares, fomentando la transferencia, haciendo pedagogía y apoyando los proyectos más estructurantes que crean nuevos empleos en campos como la energía solar y la biomasa, el ciclo de los mate- riales y la huella de carbono, los espacios híbridos de ensayo demostrativos, el diseño de maquinarias para la gestión de residuos agrícolas, la recogida de

despojos de la encina, las plantas de biogás centralizadas, los biocombustibles y vehículos eléctricos, las calderas de biomasa, el frío solar, la descentralización de la electricidad, el riego solar, los bioproductos, las reducciones de emisiones, el desarrollo de la tecnología 3D de materiales, la sustitución de fuentes de energía, la agricultura ecológica y sostenible, la captura y re- ciclaje de carbono o el desarrollo de tecnologías industriales de reciclaje y eficiencia, entre otras numerosas iniciativas que están surgiendo.

En definitiva, Extremadura cuenta con una importante capacidad de generación de conocimiento en el ámbito de la economía verde, la bioeconomía y la economía circular que radica tanto en la Universidad como en el conjunto de centros de investigación y tecnológicos, públicos y privados, a los que hay que añadir las empresas que trabajan en este ámbito.

En el VI Plan Regional de I+D+i se establecen un conjunto de recursos públicos para favorecer e impulsar los procesos de investigación e innovación, fomentar el papel de los centros de investigación regionales y aumentar el rol de la Universidad de Extremadura en la construcción de un modelo extremeño de transición, potenciando los dominios científicos y tecnológicos asociados.

El Plan Regional de I+D+i prioriza proyectos y actuaciones con el fin de con- seguir la especialización inteligente de Extremadura como vector de convergencia de los sectores y actividades productivas prioritarios contemplados en la RIS3: Agroalimentario, Energético, Turístico, de la Salud y de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, como dominio científico y tecnológico transversal que contribuirá al desarrollo de los sectores estratégicos vinculados a la economía verde y circular.

Agentes implicados

Para desarrollar el Plan Regional de I+D+i aplicado en buena medida a la economía verde y circular se requiere de una responsabilidad e implicación compartida, bajo la fórmula del consenso y del diálogo entre todos los agentes del SECTI, tanto desde los organismos que tienen la responsabilidad

 

en el diseño e implementación de las políticas de I+D+i regional, como de los organismos generadores de conocimiento, la Universidad, los centros públicos y privados de I+D+i, y el resto de agentes, con especial atención a las empresas y la actividad emprendedora que permita generar un mayor desarrollo social, económico y cultural que repercuta en el bienestar de la ciudadanía.

Para asegurar la disponibilidad de recursos suficientes y sostenibles, se promoverá el desarrollo de un ecosistema de cooperación tanto a nivel nacional, como transfronterizo e internacional, que permita conseguir una complementariedad de fondos y un incremento del volumen total de pre- supuesto dedicado al desarrollo de actividades científico-tecnológicas de interés estratégico para la región.

El sistema de participación deberá incorporar también la identificación de espacios de cooperación y la creación de plataformas para la gobernanza que faciliten la detección del conocimiento y fomenten la cultura emprendedora en cualquier lugar y con todos los agentes desde la base del sistema educativo, aplicando un modelo pedagógico de transferencia de buenas prácticas de colaboración entre empresas y centros de investigación que fomente la innovación y el reciclaje, reduzca el uso de recursos y disminuyan la pérdida de residuos generados durante la producción y el consumo.

Algunos ejemplos de actuaciones concretas 2017-2020

  • Desarrollo del VI Plan Regional de I+D+i de Extremadura.
  • Formación de jóvenes titulados en tareas de investigación, innovación y transferencia tecnológica.
  • Incorporación de investigadores a
  • Realización de proyectos de investigación en centros de I+D+i.
  • Acciones de mejora y eficiencia energética.
  • Actuaciones de fomento de la I+D+i en agroalimentación.
  • Fomento de la de I+D+i en medio
  • Actuaciones en agricultura y ganadería.
  • Proyectos de I+D
  • Desarrollo de proyectos relacionados con la economía verde, bioeconomía y economía circular por parte de los Centros de Investigación Regional.
  • Desarrollo de proyectos relacionados con la economía verde, bioeconomía y economía circular por parte de la Universidad de

 

Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text. captcha txt