Síntesis del diagnóstico

El cambio en el uso de la tierra mediante la sobreexplotación sistemática de los recursos forestales, el fenómeno de la concentración urbana, la crisis energética, la finitud de los recursos o el crecimiento de la impermeabilidad de los suelos, entre otros muchos factores, se suman al desarrollo global del transporte, el consumo creciente de energía, la quema de combustibles fósiles en la industria y la agricultura. Todo ello provoca cambios que están incidiendo en un aumento de la temperatura global con perniciosos efectos sobre las precipitaciones, el derretimiento de los polos, la subida de la tem­peratura del agua, el incremento de la salinidad en los océanos, la amenaza de la vida en el planeta con la aparición de desastres naturales producidosSíntesis del diagnóstico

El cambio en el uso de la tierra mediante la sobreexplotación sistemática de los recursos forestales, el fenómeno de la concentración urbana, la crisis energética, la finitud de los recursos o el crecimiento de la impermeabilidad de los suelos, entre otros muchos factores, se suman al desarrollo global del transporte, el consumo creciente de energía, la quema de combustibles fósiles en la industria y la agricultura. Todo ello provoca cambios que están incidiendo en un aumento de la temperatura global con perniciosos efectos sobre las precipitaciones, el derretimiento de los polos, la subida de la tem­peratura del agua, el incremento de la salinidad en los océanos, la amenaza de la vida en el planeta con la aparición de desastres naturales producidos por inundaciones, ciclones, olas de calor o sequías que a su vez repercuten en la pérdida de biodiversidad, hambrunas y muerte. Se configura así una espiral sistémica que amenaza con el colapso de la vida y la civilización como las veníamos entendiendo hasta ahora.

Los efectos dramáticos también afectan directamente al territorio y a las formas de vida en Extremadura. Según la AEMET, durante el siglo XXI la re­gión recibirá un fuerte impacto del clima en forma de disminución de las precipitaciones relativas a las estaciones de primavera, verano y otoño, al tiempo que existirá un ligero incremento de las precipitaciones en invierno.

Para paliar posibles efectos devastadores, desde 2007 la Unión Europea, a partir del Protocolo de Kioto ratificado por 187 países, ha desarrollado el Li­bro Verde (2007) y el Libro Blanco (2009) del Cambio Climático, mantenien­do actualmente vigente la “Estrategia de adaptación al cambio climático de la UE 2013-2020”, que incluye en sus preceptos y desarrollo la preparación para dar una respuesta a todos los niveles territoriales, también regionales y locales, que en la Comunidad Autónoma coordina y desarrolla la Junta de Extremadura.

Objetivos operativos

La planificación de actuaciones estratégicas en la Comunidad Autónoma en materia de contribución a la remisión del cambio climático establece la mitigación de las emisiones de los Gases de Efecto Invernadero y otros ob­jetivos prioritarios:

  • Integrar las medidas de mitigación del cambio climático en la evalua­ción de Planes y Programas de las administraciones públicas.
  • Desarrollar instrumentos de seguimiento y evaluación.
  • Facilitar la preparación y adaptación.
  • Impulsar la formación y el conocimiento.
  • Implementar políticas medioambientales.

 

  • Promover la sensibilización de los agentes sociales y económicos y de la ciudadanía en general.
  • Fomentar las actividades del Observatorio del Cambio Climático de Extremadura.

Descripción de la propuesta

Dos frentes se han abierto desde las organizaciones e instituciones interna­cionales comprometidas con el cambio climático. Por una parte, promover la adaptación impulsando la disminución del impacto negativo en todos los ámbitos de la actividad humana ante su inevitabilidad y, por otra, desarrollar las capacidades para frenar el proceso de calentamiento global mediante la realización de un esfuerzo de responsabilidad compartida entre la ciudada­nía, las instituciones y las empresas que mitigue las emisiones de gases de efecto invernadero.

Conscientes de que Extremadura es una Comunidad que ha podido man­tener la rica biodiversidad de sus recursos naturales, por su tardía incor­poración a la sociedad industrial y a la conservación de un sector primario tradicional, viene comprometiendo a sus instituciones representativas, a los sectores productivos y a la ciudadanía en general con asumir su cuota de corresponsabilidad para aminorar los efectos del calentamiento global en concertación con la Unión Europea.

  • Extremadura inicia la Estrategia de Cambio Climático con una primera ini­ciativa para el periodo 2009-2012, que prorroga con una revisión del 2013- 2020 acometiendo un conjunto de actuaciones relacionadas con la Preven­ción y Calidad Ambiental (2010), la creación del Observatorio Extremeño de Cambio Climático (2010), la Calidad del Aire en Extremadura (2011), el Acuerdo para el Desarrollo Energético Sostenible de Extremadura (2010- 2020), las Estrategias de Desarrollo Local Participativo de 2014-2020 y los Planes de Adaptación al Cambio Climático para los sectores ganadero, agrí­cola, de seguros y riesgos naturales, de energía, de turismo, de recursos hí­dricos y de salud.

En este escenario regional de compromisos, la ESTRATEGIA DE ECONO­MÍA VERDE Y CIRCULAR EXTREMADURA 2030 se convierte en aglutina­dora de las actuaciones para atenuar los efectos del calentamiento global, propiciando la revisión de la propia estrategia de Cambio Climático 2020- 2030 en concertación con las directrices de la Unión Europea para ese mis­mo periodo.

Para avanzar en la consecución de los objetivos enunciados, se propone dar continuidad hasta el año 2020, en el marco de la Estrategia de Cambio Cli­mático 2014-2020, a las siguientes actuaciones:

  • En materia de mitigación de las emisiones de Gases de Efecto Inver­nadero (GEI): se continuará intensificando el fomento de las energías renovables y la eficiencia energética, la promoción racional y compa­tible de la producción y el uso de los biocarburantes, el mejoramien­to e impulso del transporte público sostenible, la revisión del Código Técnico de la Edificación, la gestión de los residuos sólidos urbanos, el fomento del compostaje como tratamiento de los residuos orgáni­cos, el incremento de una correcta gestión de los residuos ganadero, la mejora de las prácticas agrícolas con fertilización sostenible, el fomen­to de la captación de carbono por los sumideros y el fomento del uso eficiente del agua.
  • En relación con la integración del cambio climático en la evaluación de planes y programas regionales, se seguirá impulsando la incorporación de la estrategia y medidas de mitigación del Cambio Climático en la evaluación ambiental de planes y programas de la Administración Re­gional, la incorporación de criterios de atenuación para el otorgamien­to de licencias y autorizaciones administrativas y la puesta en marcha de planes de ordenación territorial.
  • En concordancia con el sostenimiento de nuevos instrumentos de apoyo se da continuidad al mantenimiento y desarrollo del Observato­rio Extremeño de Cambio Climático para coordinar todas las políticas con incidencia en las emisiones de GEI, la creación de inventarios anua­les de emisiones de GEI y el inventario de sumideros de Extremadura.
  • Relacionados con la preparación y adaptación al cambio climático, se acomete un mapa de impactos en Extremadura y un plan de acción para la mitigación y la adaptación.
  • En lo que atañe a la formación y el conocimiento, se continúa con ac­ciones con todos los agentes sociales y económicos de la sociedad extremeña.
  • En cuanto a la política ambiental, se promueve el desarrollo y la demos­tración de enfoques innovadores, tecnologías, métodos e instrumen­tos, el impulso a la consolidación del conocimiento relacionado con el desarrollo, control y evaluación de la política y legislación ambiental y la facilitación de la aplicación de la política ambiental comunitaria.
  • En lo referente a la sensibilización, la agenda contempla campañas en todos los ámbitos de la sociedad extremeña, acciones de reducción de emisiones en las sedes la Junta de Extremadura (como efecto de­mostrativo para el conjunto de la sociedad) y acciones de implicación ciudadana en la elaboración de planes de actuación para la mitigación.

 

Agentes implicados

Aunque afecta a toda la sociedad extremeña y contempla la implicación de ésta a través de acciones de divulgación, se establece como prioridad la participación activa de los sectores de la energía, el transporte, el agrope­cuario, el industrial, el terciario, la administración, el urbano, de residuos y de la I+D+i. Todos coordinados mediante un sistema de gobernanza y de se­guimiento que parte de la elaboración de planes y programas que orienten las actuaciones a seguir por la región con medidas concretas.

Será fundamental la creación de escenarios de concertación desde el sis­tema de gobernanza y con un enfoque de innovación social incluido dentro de la ESTRATEGIA DE ECONOMÍA VERDE Y CIRCULAR EXTREMADURA 2030.

Algunos ejemplos de actuaciones concretas 2017-2020

  • Actualización de una nueva estrategia de cambio climático en Extre­madura 2017-2030 (para adaptarse a las exigencias del COP21 de Pa­rís).
  • Creación de una red de trabajo especializado sobre la huella de carbo­no y la huella ecológica en Extremadura.
  • Elaboración de un plan de especialización sobre el cambio climático en Extremadura.
  • Proyecto INTERREG. Ruidos. Planes de acción en materia de contami­nación acústica.
  • Proyecto INTERREG. Radiología ambiental: RATVAPC.
  • Proyecto SUDOE. Radiología ambiental.
  • Estudio de la incidencia de la combustión en almazaras e industrias de extracción de aceite sobre la calidad ambiental del aire.
  • Elaboración de una Estrategia Regional sobre el cambio climático y la economía circular en el Marco de una economía verde extremeña.
Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text. captcha txt