Síntesis del diagnóstico

La Estrategia para el desarrollo de una Extremadura basada en la economía verde y circular, así como la formulación de contenidos transversales de un proceso de participación ciudadana en torno a esta estrategia, buscan co­nectar y declarar los intereses y objetivos de la ciudadanía con los grandes retos a nivel mundial, como son los Objetivos de Desarrollo del Milenio (Na­ciones Unidas 2015, replanteados en los ODS, Objetivos de Desarrollo Sos­tenible y Agenda post-2015).

“Lograr la Igualdad entre los género y empoderar a las mujeres y las niñas” es el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5. Está dirigido a empoderar a las mujeres y las niñas de manera que puedan alcanzar todo su potencial, lo que requiere eliminar todas las formas de discriminación y violencia en su contra, incluyendo las prácticas nocivas. Busca asegurar que ellas cuenten con todas las oportunidades de salud sexual y reproductiva y de derechos reproductivos, reciban un debido reconocimiento por su trabajo no remu­nerado, tengan pleno acceso a recursos productivos y disfruten de una par­ticipación equitativa con los hombres en la vida pública, económica y política.

El ODS10 aboga por reducir la desigualdad de ingresos, así como aquellas basadas en sexo, edad, discapacidad, raza, clase, etnia, religión y oportu­nidad, tanto dentro de los países como entre ellos. El ODS16 es promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el ac­ceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles. Y el Objetivo 17 aspira a fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la alianza mundial para el desarrollo sostenible.

En relación con el Artículo 352 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y con el programa “Europa con los ciudadanos” 2007-2013, se establece un marco jurídico para apoyar una amplia gama de actividades y organizaciones que fomentan la ciudadanía europea. El actual programa “Europa con los ciudadanos” 2014-2020 tiene como objetivo general for­talecer la memoria histórica y aumentar la capacidad para la participación ciudadana a nivel de la Unión.

Desde EXTREMADURA 2030 y a través de los procesos de participación ciudadana se trabajó, inicialmente, con un modelo de referencia basado en la participación ciudadana verde para la creación colaborativa de ideas y proyectos, con modelos educativos creativos y con un sistema de empren­dimiento y liderazgo colectivo. En procesos de participación ciudadana, las personas y las entidades se convierten en corresponsables en aquellas ac­tividades que promueven y desarrollan, liderando sus propios proyectos. El coliderazgo es, a su vez, una condición esencial para los procesos de espe­cialización inteligente en conexión con la RIS3 de Extremadura.

En este contexto mundial y europeo y para seguir impulsando el desarrollo sostenible de Extremadura es necesario, entre otras políticas públicas, for­talecer el valor del consenso social e institucional, ligado a la sostenibilidad del sistema democrático y a la mejora de la gobernanza pública y colecti­va. Lo que se ha dado en llamar Nueva Gobernanza ahonda en el concepto de democracia participativa, siendo los procesos de esa nueva gobernanza sinónimos de eficacia, calidad e interrelación social e institucional. La go­bernanza se refiere a la toma de decisiones por agentes que operan en los asuntos públicos, sin que la delegación democrática de la representación anule, usurpe o desvirtúe la participación de la ciudadanía en las acciones de gobierno. Por ello, la Participación Ciudadana ha de implicar un conjunto de estrategias y nuevas ofertas de servicios desarrollados por las autoridades públicas, siempre en relación con la mejora de la calidad de vida y el bienes­tar de la ciudadanía. Así se desarrolla en el Ecosistema Regional de Empren­dimiento e Innovación Territorial (Ecosistema 2030).

Los nuevos enfoques de participación ciudadana y en las políticas públicas son fundamentales, por tanto, para hacer frente a los cambios sociales, económicos y políticos que Extremadura está afrontando.

Objetivos estratégicos y operativos

Se atiende el cumplimiento de los principios de transversalidad e intersec­cionalidad, muy presentes en la concepción y formulación de la presente línea número 24.

Los objetivos estratégicos acordados para la construcción de una Estrate­gia de Economía Verde y Circular para Extremadura e incluidos en el Marco Regional de Impulso son objetivos que se mantienen vigentes para el desa­rrollo de la Participación Ciudadana en EXTREMADURA 2030:

  • Diseñar y desarrollar por toda la región, con los/as ciudadanos/as como protagonistas y los municipios como los espacios idóneos, un impor­tante proceso de participación ciudadana para construir un modelo estratégico extremeño a medio y largo plazo.
  • Generar un modelo de desarrollo basado en la economía verde y la par­ticipación ciudadana, conjugando medio ambiente, economía y socie­dad, en torno al potencial de recursos regionales.
  • Propiciar una transformación social basada en la capacitación y el em­poderamiento ciudadano, desde el desarrollo de nuevas competencias para enfrentar los desafíos del futuro.
  • Identificar, valorizar y alinear actuaciones de todos los y las agentes extremeños/as en torno a la economía verde y la economía circular, comenzado por la identificación y puesta en valor de actuaciones de la Administración regional para iniciar la transición hacia una economía verde y servir de base para el proceso de participación ciudadana, con­certación social y de acuerdos políticos, alineando de manera transver­sal todas las actuaciones regionales en este ámbito.
  • Enfocar la acción de toda la ciudadanía, administraciones y organiza­ciones de Extremadura en torno al desarrollo de la economía verde y circular desde todas las actividades y sectores económicos.
  • Convertir a Extremadura en un referente en investigación e innovación en torno a la economía verde, la bioeconomía, la economía circular y el desarrollo sostenible, con el fin de paliar el cambio climático e impulsar el crecimiento económico y el empleo en la región.
  • Estos objetivos generales se plasman en la línea estratégica de Partici­pación ciudadana, concretándose a partir de la elaboración de las res­tantes 23 líneas y traduciéndose en estos objetivos operativos:
  • Incorporar las especificidades expuestas, en cuanto a gobernanza par­ticipativa, en las líneas sometidas a contraste para la elaboración de la Estrategia EXTREMADURA 2030.
  • Dotar a la estrategia de otros mecanismos de gobernanza o participar de los que existen o puedan crearse, como el Consejo de Participación de la Ciudadanía Extremeña.

Descripción de la propuesta

La línea estratégica de participación ciudadana atraviesa, asentada en los principios de transversalidad e interseccionalidad, la Estrategia EXTREMA­DURA 2030. Lo ha hecho desde su primera formulación y ha estado y está presente en todos los hitos de su diseño, contraste e implementación.

Grandes líneas de actuación fundamentaban el diseño del primer marco regional, a través de la concertación social, política y la participación ciuda­dana; la capacitación masiva de la ciudadanía y el soporte a la transición del tejido empresarial extremeño; el impulso a la investigación y la innovación, y el desarrollo de un plan de identificación y puesta en valor de todas las ac­tuaciones que estén o vayan a estar creando economía verde y economía circular en la región. Este proceso, diseñado de manera expresa para poten­ciar la participación ciudadana en la elaboración de la estrategia, se basaba en los principios de democracia participativa, justicia social, colaboración y cooperación, igualdad de oportunidades y género, transparencia, colideraz­go, complementariedad y construcción de abajo-arriba y arriba-abajo.

EXTREMADURA 2030 comparte con otras estrategias, como las de Desa­rrollo Local Participativo, tres rasgos primordiales: son territoriales, son in­tegrales y son participativas. Cubren toda la geografía extremeña, plantean actuaciones integrales que afectan a todos los recursos y sectores de ac­tividad del territorio, y están basadas en procesos de participación social y participación ciudadana, con implicación de representantes de toda la tipo­logía de agentes de cada territorio y de Extremadura.

Se incorpora, en consecuencia, el objetivo transversal de fomentar los pro­cesos participativos estables y la implicación de la ciudadanía en la gestión de las estrategias de desarrollo, superando brechas como la de género, la digital o la rural-urbana, entre otras. En concreto, se persigue la sostenibi­lidad social a través de la mejora de la calidad de vida y la cohesión social de Extremadura, elevando la formación de la ciudadanía, su participación en la gobernanza de la sociedad, el asociacionismo, la cooperación, la igualdad de género, y la atención a la diversidad y a los colectivos más vulnerables y desfavorecidos.

En resumen, concertación social y política y de participación ciudadana en la elaboración de una estrategia regional a medio y largo plazo, para la transi­ción hacia una economía verde y economía circular en Extremadura funda­mentada en el Ecosistema 2030.

La participación ciudadana es entendida en la estrategia de desarrollo EX­TREMADURA 2030, según lo describe también el Ecosistema Regional de Emprendimiento e Innovación Territorial (Ecosistema 2030), como un com­ponente básico de la gobernanza multinivel. La participación es el principio básico para armonizar la cooperación entre agentes de un territorio en su propio desarrollo. La participación ciudadana modera la brecha entre el po­der y la sociedad y propicia la cohesión social.

EXTREMADURA 2030 –autenticidad, confianza, calidad– también hace una apuesta irrenunciable por procesos de dinamización social y participación ciudadana, fomentando su permanencia en el tiempo e implicando a toda la población de los diversos sectores (cultural, turístico, empresarial, insti­ tucional, sanitario, medioambiental…). Siguiendo el modelo de cuádruple hélice, se integra al sector público, a la ciudadanía y sus organizaciones, al sector empresarial y al sector del conocimiento.

Se ha de motivar, capacitar y facilitar la participación a la totalidad de agen­tes y a las vecinas y los vecinos, en especial mujeres, jóvenes, mayores, per­sonas con diversidad funcional y colectivos que sufren discriminación, para que puedan hacer llegar sus necesidades y ver reflejadas sus propuestas en la resolución de conflictos y problemas, corresponsabilizarse y compro­meterse con el plan de acción y las actuaciones. Iniciativas concretas so­bre Ecofeminismo, aprobadas por la Asamblea de Extremadura en abril de 2017, refuerzan la contribución de la estrategia de hacer efectivas las políti­cas de género como políticas de primer orden, transversalizándolas dentro de EXTREMADURA 2030.

Las personas de un territorio tienen el poder del cambio y deben disponer de las herramientas suficientes para imaginar y llevar a cabo esa transfor­mación, con el fin de lograr una sociedad más sostenible e igualitaria. Los sistemas de consulta, coordinación y evaluación en la ejecución de los pro­gramas de la estrategia deben ser tenidos en cuenta en la toma efectiva de decisiones. La estrategia aborda retos relacionados con el desarrollo de los pueblos y de las ciudades y con el bienestar de la ciudadanía, en especial en materia de empleo y calidad de vida.

Asimismo, es necesaria la coordinación de las estructuras creadas en el te­rritorio, para conseguir que la participación sea efectiva y dé buenos resulta­dos, mejorando la gobernanza multinivel. La Unión Europea ya ha elaborado un método para crear una cultura de gobierno orientada a la mayor integra­ción entre los distintos rangos del poder público, la sociedad y las ciudada­nas y los ciudadanos. Este modelo debe ser construido en diferentes niveles geográficos, en torno a objetivos de interés común y mediante un conjunto de normas, procesos y comportamientos en el ejercicio de la toma de de­cisiones y la asunción de responsabilidades. En este escenario de revisión del sistema de participación, consulta, toma de decisiones y evaluación, es relevante priorizar un movimiento renovado a partir de la implantación de la gobernanza multinivel en el ámbito del desarrollo sostenible en Extremadu­ra. Sus efectos inciden en la corresponsabilidad socio-institucional y en una implicación creciente de los vecinos y las vecinas en los asuntos públicos, la búsqueda de una mayor coordinación técnica entre agentes de las adminis­traciones públicas, y una cultura del trabajo en red que abre paso al fomento del asociacionismo y la cooperación entre organizaciones y personas de los territorios.

El desarrollo de la gobernanza participativa facilitará, en conclusión, la impli­cación activa y sostenida de agentes en las dinámicas de desarrollo regional y local, promoviendo la corresponsabilidad en los distintos niveles, áreas y sectores, y construyendo la estrategia de economía verde y circular de for­ma más eficiente, participativa y consensuada.

Agentes implicados

Toda la ciudadanía extremeña, integrando según el modelo de cuádruple hélice al sector público, a la ciudadanía y sus organizaciones, al sector em­presarial y al sector del conocimiento, incorporando la perspectiva de géne­ro, buscando el equilibrio territorial y atendiendo a la diversidad.

Todas las áreas, organismos y departamentos de la Junta de Extremadu­ra y del resto de administraciones públicas, en los ámbitos local y regional. Agentes sociales y económicos que participan en la concertación social. Grupos políticos de la Asamblea de Extremadura. Ayuntamientos y Manco­munidades integrales de Municipios. Entidades intermedias, como Grupos de Acción Local. Empresas y organizaciones empresariales. Cooperativas, organizaciones profesionales y sindicales, organizaciones de trabajadoras y trabajadores autónomos. Universidad y centros tecnológicos. Organiza­ciones sociales y plataformas del tercer sector, de mujeres y de jóvenes, de personas con diversidad funcional, de colectivos minoritarios o que sufren discriminación y de familias. Movimientos sociales y redes ciudadanas. Ex­tremeñas y extremeños en el exterior. Ciudadanos y ciudadanas de Extre­madura.

Algunos ejemplos de actuaciones concretas 2017-2020

  • Creación de una mesa de concertación social para la configuración y desarrollo de una estrategia regional en torno a la economía verde y circular en Extremadura.
  • Apertura de un debate parlamentario en la Asamblea de Extremadura sobre la estrategia extremeña de economía verde y economía circular.
  • Introducir la estrategia de economía verde y circular en las mesas sec­toriales, consejos asesores de la Junta de Extremadura que tengan re­lación con la temática.
  • Facilitar y promover la participación ciudadana a través de la creación de las casas municipales de cultura verde.
  • Facilitar y promover la participación ciudadana a través de la planifica­ción verde municipal, como compromiso y contribución con EXTRE­MADURA 2030.
  • Facilitar y promover la participación ciudadana a través de la planifica­ción verde empresarial, como compromiso y contribución con EXTRE­MADURA 2030.
  • Facilitar y promover la participación ciudadana a través de la planifica­ción verde asociativa, como compromiso y contribución con EXTRE­MADURA 2030.
  • Facilitar y promover la participación ciudadana a través de la planifica­ción verde educativa, como compromiso y contribución con EXTRE­MADURA 2030.
  • Facilitar y promover la participación ciudadana a través de la planifica­ción verde ciudadana, como compromiso y contribución con EXTRE­MADURA 2030.
  • Escuela Itinerante EXTREMADURA 2030. Formación territorial en eco­nomía verde y circular.
  • Programa de Dinamización para la Participación en EXTREMADURA 2030.
  • Diseño de Ecosistema de Emprendimiento e Innovación Territorial para la transición hacia un modelo integrado de Economía Circular y Verde en Extremadura (2017-2030).

Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text. captcha txt