• La I+D+i verde y circular.

  • La bioeconomía y las tecnologías aplicadas

La ciencia, la tecnología y la innovación, eje IV de la Estrategia EXTREMADURA 2030, generan un impacto positivo en la economía verde y circular del territorio, siendo fundamentales en este metabolismo regional la I+D+i verde y circular [línea 13] y la bioeconomía y las tecnologías aplicadas [línea 15].

La ciencia, la tecnología y la innovación son fundamentales para el desarrollo eficiente de la estrategia de transición a una economía verde y circular en el horizonte de EXTREMADURA 2030. Representan, por una parte, un fuerte estímulo para la modernización de las capacidades regionales que pueden propiciar la mejora de la productividad, el crecimiento económico y el empleo en el marco de la RIS3. Al tiempo, promueven la inclusión social, el bienestar y la sostenibilidad ambiental del territorio regional en un contexto de compromiso, con la creación de infraestructuras resilientes y el fomento de la innovación (ODS9) y el consumo y la producción sostenibles (ODS12), aunque su desarrollo es transversal para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por Naciones Unidas. Crean, en suma, valor añadido al modelo de energía sostenible, a la gestión del agua, al suelo, los residuos y a todo el entramado de sectores productivos y territoriales de la región, contribuyendo a propiciar empleo y bienestar a la ciudadanía extremeña.

La transición hacia sistemas de producción innovadores en todos los sectores de la nueva economía es fundamental para el logro de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, toda vez que los métodos de producción actual implican elevados costos para el medio ambiente, a la vista de las proyecciones de crecimiento demográfico y el estrés al que se encuentran sometidos los recursos. La transmisión de conocimientos entre disciplinas científicas y actividades técnicas puede verse potenciada considerablemente, gracias a nuevas tecnologías aplicadas al desarrollo de los sectores productivos más avanzados en la región. Las disciplinas convergen, se desarrollan otras nuevas y la fecundación cruzada y la colaboración resultan más creativas e innovadoras.

Este escenario de colaboración facilita la generación de nuevos conocimientos, productos y servicios, así como procesos sociales, económicos, tecnológicos y de gobernanza:

  • Las actuaciones en I+D+i, recogidas en el VI Plan Regional 2017-2020, expresan su clara orientación a los sectores agroalimentario, energético, de la salud, turístico y de las tecnologías, enmarcados en el modelo de economía verde y circular que desarrolla la Estrategia EXTREMADURA 2030.
  • Las tecnologías aplicadas encierran un potencial disruptivo muy elevado, debido a sus posibilidades de combinaciones innovadoras entre sí en todos los campos del conocimiento, incluida la bioeconomía. Desempeñan un papel fundamental como nexo y, de hecho, son la principal causa de la reciente evolución de este sector y de la irrupción de nuevas posibilidades para resolver los problemas en aquellas esferas que suscitan preocupación contempladas en los ODS: desde brindar mejores oportunidades de empleo, en particular a las mujeres y la juventud, a la mejora de la eficiencia energética y la promoción de modalidades de producción y consumo sostenibles muy vinculadas a la bioeconomía y al medio rural.

Los planes de acción en Ciencia, tecnología e innovación tienen en cuenta las resoluciones de la Asamblea de Extremadura sobre Economía Circular y, en general, la elaboración de la Estrategia EXTREMADURA 2030.

Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text. captcha txt