La Junta se alinea con Europa y avanza hacia la movilidad eléctrica y descarbonizada

Las hospederías extremeñas se han incorporado a la red de Puntos de Carga en Destino de Tesla (Destination Charging), cuyo mapa permite localizar las estaciones de carga en destino para vehículos eléctricos e híbridos que la compañía está desplegando en Europa y, desde principios de 2017, en España.
Se trata de una actuación que la Junta de Extremadura ha desarrollado en colaboración con Tesla que ha suministrado los cargadores, y el Proyecto Europeo Urbansol, por el que se ha ejecutado su instalación en los ochos establecimientos extremeños, así como en los apartamentos turísticos Embalse de Orellana.

El consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, ha visitado hoy la instalación de la Hospedería de Llerena, en donde ha explicado que los cargadores permiten recargar hasta 100 kilómetros de autonomía por hora, ya que cada establecimiento cuenta con dos conectores trifásicos, uno de 22 kw, más un conector universal, el estándar europeo Tipo-2, de 11 kilovatios, que se conectan directamente al coche.

Navarro ha destacado el valor intangible añadido que supone situar a estos puntos en el mapa de Tesla, de manera que “cualquier usuario puede planificar su viaje porque Llerena y el conjunto de las Hospederías extremeñas ya aparecen en el mapa”.

Se ha mostrado “plenamente” convencido de que la movilidad eléctrica y descarbonizada, utilizando energía limpia en vez de combustible fósil, es ya “el presente, como la demuestra claramente esta actuación, que por otra parte no es un hecho aislado del ejecutivo regional”.

El consejero ha manifestado con satisfacción que se ha conseguido un incremento adicional de los fondos del Programa Operativo FEDER 2014-2020, de más de seis millones de euros, destinados específicamente al vehículo eléctrico.

Según ha explicado, con esta partida adicional se contribuirá a lograr el gran objetivo que se ha propuesto Europa de alcanzar una movilidad totalmente descarbonizada en 2050, para lo cual “es necesario ir sustituyendo el parque móvil de vehículos de combustión por los eléctricos”.

La Estrategia de Movilidad Sostenible que está desarrollando la Junta de Extremadura contempla diversas acciones en colaboración con los ayuntamientos, entre las que ha citado los planes municipales de movilidad, que incluyan incentivos para fomentar el uso del vehículo eléctrico, que pueden ser “ventajas fiscales o cualquier otra discriminación positiva frente al vehículo de combustión”.

También con esta partida adicional, la Junta de Extremadura abrirá una línea de ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos o híbridos, excepto para particulares por las restricciones que marcan los propios fondos europeos FEDER.

“En 2018 probablemente tengamos en marcha esta línea de ayudas que podrán destinarse a flotas de empresas y, por supuesto, a taxistas. Con ello, contribuiremos a incrementar lo que ya se está produciendo, que es incentivar la compra de estos vehículos, en España y en Extremadura”.

En Extremadura, las ventas de coches eléctricos de enero a septiembre de 2017 se han incrementado un 82%, con respecto al mismo periodo del año anterior, con 31 nuevos matriculados. Mientras que la venta de los híbridos han subido un 74,42%, también en el acumulado del año, 450 frente a 258 en el mismo periodo de 2016.

Una cifra insuficiente para el consejero, quien, no obstante, destaca que la movilidad eléctrica “es ya el presente y además imparable. Estoy convencido de que si trabajamos todos en la misma dirección vamos a conseguir la plena movilidad eléctrica”.

Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text.