Síntesis del diagnóstico

Extremadura cuenta con excelentes y bien conservados recursos medioam­bientales, principalmente vinculados al medio rural, que aportan un impacto positivo al crecimiento de la economía regional, de cuyo potencial la ciuda­danía y las instituciones regionales son cada vez más conscientes de que son el epicentro del nuevo modelo de desarrollo regional.

Crece también entre la ciudadanía y sus organizaciones representativas la reclamación de contrapartidas para incrementar las mejoras en materia de conservación de los recursos medioambientales, vinculadas al desarrollo de sectores tan relevantes para la economía regional como la agricultura y la ganadería, el turismo, la agroindustria, el comercio, la salud, la construcción, la cultura o el deporte. Son actividades productivas que cuentan con los re­cursos naturales como proveedores de materias primas, claves para el pro­greso humano y la actividad económica en la región.

En este sentido, se viene detectando por las instituciones y organizaciones internacionales que es más necesaria que nunca la utilización de mejores estadísticas medioambientales que faciliten la toma de decisiones adecua­das, en ámbitos tan relevantes como la reducción de la contaminación, la recogida, la gestión y tratamiento de los residuos generados, la disponibili­dad y el uso de recursos naturales escasos como el agua, las inversiones de las empresas en procesos productivos más respetuosos con el medioam­biente o para asesorar sobre el tipo de productos y actividades que van a su­frir mayor presión fiscal por su grado de impacto sobre el medio ambiente.

Abordar este reto social, económico y técnico de transformar la contabi­lidad y monetizar los recursos medioambientales requiere que los gobier­nos dispongan de información objetiva, cuantificable y científica, tanto para fundamentar la gestión del gasto público relacionada con dichos recursos, como para superar la escasez y dispersión de los datos y configurar un mo­delo monetario que incorporar a la contabilidad general de las administra­ciones.

La mayoría de los organismos internacionales ya vienen destinando recur­sos a la elaboración de sistemas de cuentas ambientales y económicas in­tegradas, marcando directrices y diseñando la metodología para que la apli­quen todas las escalas de las administraciones públicas.

Objetivos operativos

  • Abordar durante los próximos años desde los servicios de estadísticas regionales la elaboración de las cuentas medioambientales con el apo­yo de las instituciones europeas.
  • Valorar los activos medioambientales como uno de los factores de producción de mayor potencial de expansión de la economía de los servicios con base en el medio natural extremeño.
  • Crear un sistema integrado de información para el desarrollo sosteni­ble que contemple estadísticas ambientales relacionadas con los sec­tores productivos de la economía regional.
  • Articular la administración regional mediante un sistema de gobernan­za integrado para la realización de estadísticas medioambientales.
  • Crear un grupo de trabajo con capacidades técnicas para la implemen­tación de metodología y la aplicación piloto de las cuentas del gasto público en el sistema medioambiental regional.
  • Contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en relación con las mediciones ambientales.
  • Promover la difusión de los resultados a las organizaciones sociales y económicas de la región.

 

Descripción de la propuesta

Ante la necesidad de ir más allá de la medición estándar del crecimiento del PIB y otros indicadores económicos de la economía tradicional, introdu­ciendo alguna medida adicional que permita recoger el grado de progreso y bienestar alcanzado por la sociedad, se viene considerando necesario com­plementarlo con indicadores sociales y medioambientales, mediante una relación ampliada de las cuentas nacionales a dichos ámbitos.

En el contexto de este cambio de paradigma económico-contable, que pone el acento en la valoración de los recursos medioambientales para la economía y el interés público, durante los primeros compases del presente siglo XXI las administraciones han sido presionadas por las organizaciones de defensa de la naturaleza y la opinión pública y avaladas por el conocimien­to científico; vienen declarando con mayor intensidad, así, la necesidad de ampliar el sistema de cuentas nacionales para incluir las mediciones de los activos y las rentas de los recursos naturales. Este propósito requiere, por una parte, diseñar una nueva metodología contable y, por otra, la producción de nueva información para desarrollar las nuevas cuentas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), que ya dispone de la meto­dología y de una guía preliminar de los criterios para ampliar el actual siste­ma de cuentas nacionales, ha incluido la sostenibilidad del medio ambiente dentro de los principales Objetivos del Milenio y de los ODS. Su logro, me­dido a través de distintas metas e indicadores, facilitará la disponibilidad de estadísticas básicas en los distintos países y su extensión a los ámbitos re­gionales y locales.

Extremadura, que tiene como uno de sus principales activos los recur­sos endógenos como vector de desarrollo sostenible y bienestar social, se suma a este proceso de creación de cuentas medioambientales con la creación de una línea estratégica en el marco de impulso a la economía verde y circular del 2017 al 2030. Creará una cuenta económico-ambiental en el marco del Portal de la Transparencia y realizará las correspondientes auditorías ambientales. Su desarrollo será de gran relevancia para la valori­zación del medio rural, tan devaluado por el actual modelo de medición de la economía tradicional.

Las cuentas medioambientales en Extremadura permitirán analizar la con­tribución de los recursos naturales a la economía regional, así como el im­pacto de nuestro sistema económico en el medio ambiente, constituyendo una herramienta básica para la planificación estratégica y la toma de deci­siones en materia de desarrollo sostenible.

Durante la siguiente década 2020-2030 la monetización de los recursos y servicios medioambientales extremeños deberán estar estandarizados por la Agencia de Estadística regional, comprometiéndose a incorporar a la contabilidad regional la cuentas medioambientales del agua, el suelo, los recursos forestales, los residuos, las emisiones a la atmósfera, los impues­tos medioambientales, los flujos de materiales, los gastos en protección ambiental, los bienes y servicios ambientales o la energía, entre otros, para valorar el crecimiento de la economía verde y circular y la eficiencia de los recursos, aportando indicadores de medición importantes que contribuyen al PIB, pero también al empleo verde, al gasto total en protección medioam­biental o al uso de la energía desglosado por actividades económicas, entre otros factores.

La implantación progresiva de las cuentas medioambientales de Extre­madura deberá adoptar la forma de línea estratégica a medio plazo, bajo la coordinación de una unidad administrativa dotada con los presupuestos adscritos al programa de trabajo que apruebe la Asamblea de Extremadura en los presupuestos anuales de la región. Para ello se buscará la colabora­ción de las administraciones española, europea y de organismos internacio­nales como la ONU.

En cuanto a su desarrollo operativo, se contará con el Instituto de Estadísti­ca de la Junta de Extremadura con la misión de diseñar, acopiar y registrar en formato electrónico la base de datos cualitativos y cuantitativos sobre indi­cadores medioambientales, contando con las instituciones científicas para la elaboración de protocolos y la aplicación experimental de las cuentas.

Agentes implicados

Son los diferentes departamentos de la administración regional y los servi­cios del Instituto de Estadística de Extremadura quienes tienen la compe­tencia y la responsabilidad de monetizar los recursos medioambientales, para incorporarlos al sistema de cuentas públicas regional. Será imprescin­dible para ello aplicar una nueva metodología, que facilite la concertación de los estamentos de la Administración para recabar los datos necesarios e in­corporar al modelo de gestión económica la información medioambiental, detectar las deficiencias, asegurar el cumplimiento de las directrices nacio­nales y europeas y mejorar la calidad de la información.

Para garantizar el seguimiento de la ciudadanía y sus organizaciones repre­sentativas, el sistema de cuentas ambientales deberá estar integrado den­ tro del sistema de gobernanza de la ESTRATEGIA DE ECONOMÍA VERDE Y CIRCULAR EXTREMADURA 2030, incorporando los principios de coheren­cia y transparencia al desarrollo de las actuaciones y su evaluación.

Algunos ejemplos de actuaciones concretas 2017-2020

  • Elaboración de un Plan Estratégico con el objetivo de desarrollar las cuentas económico-ambientales de Extremadura.
  • Laboratorio experimental para la elaboración de las cuentas económi­co-ambientales en Extremadura.
  • Presentación de un proyecto de financiación europea destinado a im­plementar la experiencia de las cuentas económico-ambientales en Extremadura.
  • Plan sobre el cumplimiento de Extremadura de los Objetivos de Desa­rrollo Sostenible de Naciones Unidas.
Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text. captcha txt