• El papel de los municipios en una economía verde y circular.

  • El desarrollo rural sostenible.

  • La ordenación territorial, el urbanismo sostenible y la construcción verde.

El eje V de la Estrategia EXTREMADURA 2030 integra las líneas relacionadas con el territorio, desde una cuádruple perspectiva: por una parte, sobre el papel que la Junta de Extremadura otorga a los municipios en la economía verde y la economía circular [línea 15] y, en concreto, al mundo rural extremeño, que desde los años 90 del siglo XX lucha contra la despoblación y transita hacia un modelo de desarrollo caracterizado por la sostenibilidad [línea 16]; por otra parte, la estrategia justifica que la ordenación de este territorio equilibre el espacio geográfico –rural-urbano– [línea 17] y que las políticas públicas deban poner el acento tanto en las infraestructuras de transporte sostenible como en la gestión de la movilidad [línea 18].

Extremadura afronta el reto de la transición de una economía lineal a otra circular, baja en carbono y respetuosa con la conservación del patrimonio medioambiental y los recursos que atesora. Y lo hace desde la implicación de todos los municipios y las comunidades humanas que en la región apuestan por un modelo de desarrollo sostenible, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial el ODS11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Las ciudades y los pueblos de Extremadura encuentran en la Declaración de Sevilla de 2017 sobre Economía Circular los principios básicos para la implantación de un modelo de desarrollo local sostenible, verde y circular desde el ámbito municipal.

Son, entre otros, el uso eficiente de otros recursos, la colaboración público-privada, la gestión integral, la proximidad, la subsidiaridad o la mejora permanente a través de la innovación.

Las características rurales de la Comunidad Autónoma de Extremadura son propicias para consolidar un modelo de desarrollo de escala más humana y ambiental, que se viene abriendo paso desde hace más de 25 años.
En este paradigma de desarrollo rural se incrementa el arraigo al entorno local, aumenta la diversidad creativa, se promueven prácticas respetuosas con el medio ambiente, se coopera para avanzar hacia el bien común, se introducen tecnologías apropiadas y de escala humana, se reflexiona sobre el poder de transformación de lo local en relación con lo global, se defiende y practica la autonomía personal y colectiva, etc.

Las experiencias de los últimos lustros, lideradas por la metodología LEADER, transitan hacia un desarrollo territorial, integrado y sostenible, en el medio rural extremeño. Así lo demuestran las experiencias de los Grupos de Acción Local y sus Estrategias de Desarrollo Local Participativo (EDLP 2014-2020) en las 24 comarcas rurales de Extremadura.

El hecho de que la población de Extremadura se encuentre muy dispersa en el territorio, con muchos municipios pequeños y en torno a sus 24 comarcas rurales, obliga a una ordenación territorial que valore la ruralidad, contribuya a combatir la despoblación y aproxime a las extremeñas y los extremeños los servicios a los que tienen derecho, en condiciones de igualdad para toda la ciudadanía.

Además de una ordenación del territorio rural-urbano coherente con una estrategia de economía verde y economía circular, Extremadura plantea en este marco un modelo de urbanismo sostenible y de construcción verde. De cómo se construyan nuestras ciudades e infraestructuras dependerá en gran parte la capacidad de éxito y la lucha frente al cambio climático.
La incorporación de iniciativas sobre sostenibilidad urbanística, así como la rehabilitación integral y modernización energética de edificios y viviendas, contribuyen a ofrecer técnicas eficientes, saludables e inteligentes.
El acento de las políticas públicas, junto a la ordenación del territorio, se pone tanto en las infraestructuras de transporte como en la gestión de la movilidad. Una ordenación acorde de los servicios sanitarios, educativos y sociales, y una red de carreteras que permita con seguridad y comodidad prestar éstos, así como conectar con otros medios de transporte, resultan imprescindibles para Extremadura, al igual que unos servicios de ferrocarril modernos, seguros y de calidad que garanticen también la conectividad con otros medios de transporte.

Líneas y actuaciones del eje V Municipios y territorios sostenibles están presentes en resoluciones de la Asamblea de Extremadura aprobadas con motivo del debate monográfico sobre la Estrategia Verde Ciudadana EXTREMADURA 2030 (abril de 2017).

Contacta

Participa en la Extremadura sostenible del futuro.

Not readable? Change text. captcha txt